Lineas de Pesca

Líneas de pesca

Por: H. Yamasaki


La combinación caña-carrete más cara o fina del mundo, serán una pésima inversión, si a la hora de la verdad, la línea o el anzuelo fallan en su misión de otorgarnos el trofeo anhelado.

Si reflexionamos un poco, notaremos que dedicamos un gran cantidad de tiempo, esfuerzo y dinero para seleccionar carretes y cañas, mientras que, en general, apenas hacemos algún esfuerzo para adquirir nuestras líneas y anzuelos, tomando el factor precio como parámetro decisivo en nuestra selección, y esto es así, si no es que el proveedor nos entrega el carrete ya cargado como "valor agregado" a nuestra compra.

En este pequeño artículo, procuraremos presentarte, las características y propiedades generales de las líneas de tal forma que la próxima vez que vayas a comprar sedal, realices una buena compra.

El monofilamento, línea de nylon u otros polímeros de una sola hebra, es el sedal más utilizado en la actualidad y sus características principales son:

Relación diámetro-resistencia
Elasticidad
Suavidad
Memoria
Resistencia a los nudos
Resistencia a la abrasión y
Color

Relación diámetro-resistencia.

La resistencia de una línea, se expresa en la cantidad o número de libras (0.454 g) que puede "cargar" antes de romperse. Si la etiqueta indica que la línea es de 12 Lb, significa que ésta debe soportar AL MENOS 12 libras, pero el problema radica en que numerosas pruebas de laboratorio, han demostrado que la gran mayoría de las lìneas del mercado, en realidad resisten poco menos de lo que la etiqueta indica. También hay que recordar que la resistencia del sedal es mayor cuando esta seco que cuando está "húmedo" y que el monofilamento poco a poco va absorbiendo humedad tanto del aire como del agua y cuando se satura, pierde entre el 10% y el 15% de su resistencia original.

Ahora bien, un sedal de menor diámetro que otro para la misma resistencia dada, proporciona algunas ventajas, como la cantidad que se puede alojar en el carrete, permitirá lazamientos más largos (debido a su menor masa), será menos visible y algunos señuelos con sonaja o propelas incluidas trabajarán un poco mejor.

Elasticidad.

Gráfico de rupturaLa elasticidad es la propiedad del monofilamento de estirarse cuando se tira o jala de ella. Qué tan elástico sea el sedal, influirá en si capacidad para enganchar a la presa y de manejar los "cabezazos" o corridas bruscas: Pero demasiada elasticidad produce poca fuerza para el enganche y demasiada poca, puede provocar la fractura de la línea durante una corrida brusca. De hecho, la mayor parte de las rupturas, se da precisamente durante este tipo de respuestas. En la gráfica de la izquierda, podemos observar una respuesta típica de una línea a la tensión a la que se le somete. La línea verde, muestra la respuesta a una tensión que va aumentando paulativamente, mientras que la fracción naranja, nos muestra que la línea alcanza rápidamente el punto de ruptura durante un tirón repentino.

Para probar este hecho, toma unos 5 metros de sedal de unas 6 o 8 Lb. y amarra una extremo a un soporte fijo y resistente. El otro lado, amárralo a un pedazo de madera o tubo que usarás como jaladera. Ahora estira la línea y tira de ella con firmeza, pero suavemente y te sorprenderá lo "resistente" que resulta la líea.
Repite la operación de estirar la línea y entonces, dale un jalón fuerte y rápido con lo que la línea se romperá.

 

Suavidad.

Algunas líneas son más flexibles que otras, o de otra manera, se les puede doblar más facilmente. En general, una líne suave resulta ventajosa debido a que es más fácil de lanzar y producen movimientos más realista en los señuelos. Por otro lado las líneas "tiesas" o duras tienden a presentar mucho más memoria (ver adelante) y entorpecer el movimiento de señuelos ligeros, son causa de chicoteo en la puntas de la caña, sobre todo en las acción lenta, reducen la distancia de lanzado, además de otros efectos indeseables. Por otro lado, una línea demasiado suave, por lo regular seá también demasiado elástica, presentado los problemas mencionado en el apartado anterior.

Memoria

Al almacenar una línea en una bobina o carrete, ésta tiende a adoptar una forma cilíndrica, el problema radica en que algunas líneas retienen la forma de espiras durante mucho tiempo después de haber sido lanzada. La memoria es pues, el fenómeno por el cual el sedal "recuerda" la forma cilíndrica del carrete o bobina en donde se la guarda. Todas los sedales de monofilamento presentan memoria en mayor o menor medida, por lo que siempre será importante seleccionar una línea que presente la menor cantidad posible de memoria.

Como se mencionío arriba, generalmente la memoria es directamente proporcional con la suavidad de la línea.

Cuanta más memoria presente la lína, mayores serán los problemas que cause, como los nefastos "nidos", poco control sobre la acción de los señuelos, fallas durante el enganche, mayor probabilidad de atorarse en piedras y ramas sumergidas, reduce considerablemente la sensibilidad y una serie más de problemas.

Resistencia a los nudos.

Otra de las principales causas del fracaso durante la pesca, la constituyen los nudos defectuosos, mal apretados o simplemente a que el sedal que estamos usando no es muy resistente a los nudos: es decir, presenta poca resistencia a la COMPRESIÓN LATERAL.

Estudiando la foto ampliada de un nudo simple que se muestra a la derecha (foto 1), podemos deducir que si jalamos de los extremos de la línea, el nudo irá "ahorcando" al sedal, hasta que éste se corte a si mismo.

Este efecto, se produce también cuando hacemos un nudo para sujetar el anzuelo o señuelo. Ver la foto 2.

También podemos decir que un sedal demasiado duro, se "resistirá" a cerrar perfectamente un nudo, lo que posiblemente provocará que dicho nudo se desbarate durante la pelea con el pez.

Resistencia a la abrasión.

La foto 3, a la derecha, muestra un degarre sobre un tramo de monofilamento aumentado 16 veces y aunque no se pueda creer, este daño puede pasar desapercibido a simple vista, aunque se puede sentir si se pasan los dedos sobre el tramo. Un daño como el mostrado, puede disminuir la resistencia del sedal hasta en un 50%, ya que en estos puntos, se dan fuertes concentraciones de fuerzas.

Durante la práctica de la pesca, el sedal se ve sometido a esfuerzos y daños al rozar contra las guías de la caña, sobre todo en las guías de jade viejas o que han sufrido microfracturas por golpes; durante los lanzamientos, a la hora de friccionar contra piedras o ramas sumergidas, etc.
Y es la punta del sedal la parte más expuesta a daños, por la acción de dientes, escamas y otras partes duras de los peces capturados: De hecho se sabe que ciertas especies, utilizan la cola para tratar de romper el sedal.

Finalmente, y una vez más, las líneas suaves son más resistentes a la abrasión que las duras, porque las primeras son más flexibles y elásticas.

Más adelante, platicaremos un poco sobre como minimizar los efectos de la abrasión sobre las líneas.

Color

Este tema, es causa de cierto debate pues para algunos tiene una importancia vital, mientras que para otros no lo es tanto. Los colores más comunes son el transparente, azul, verde, gris y café en una gran gama de tonos y existen sedales con colores alternantes.

El hecho es que en ciertas condiciones, el color del sedal puede influir en su visibilidad bajo el agua, por lo que muchos pescadores procuran utilizar sedales de un color similar al del agua que están pescando.

En mi modo de pensar, el color no es un factor determinante para adquirir una línea.

Para terminar con esta sección mencionaremos otro factor de cierta importancia en la calidad de las líneas y se trata de su resistencia a los rayos utravioleta. Nunca es mala idea adquirir una línea tratada para soportar este tipo de daños.

Los factores que influyen en el daño de las líneas.

La lista de estos factores, incluye los siguientes:

Ojillo del anzuelo en mal estado
Luz Solar
Nudos accidentales
Impactos y/o compresión
Calor
Agua
Torceduras
Enrollado inadecuado en el carrete
Partes del carrete gastados o dañados.
Nudos flojos o incorrectamente atados.

Ojillos dañados

Durante los años 70 del siglo pasado (si, ya estamos en el siglo XXI), la fábrica Berkley realizó una serie de pruebas al respecto que indican que cuando se ata un nudo sobre un ojillo dañado, ya sea por fricción, fractura, o desgaste por oxidación, el sedal se expone a la abrasión en mayor o menor importancia según sea la rugosidad que presente la superficie afectada que en casos EXTREMOS puede llegar a disminuir hasta el 50% de la resistencia nominal de la línea. Un caso extremo, y de hecho relativamente frecuente, se presenta en los anzuelos cromados de baja calidad. El cromado de este tipo de anzuelos, se va desquebrajando con el tiempo hasta que se fractura, dejando astillas y bordes tan afilados como navajas que en mal momento pueden causar pequeños cortes al sedal.
Los revistimientos de cadmio y de ciertos barnices también se llegan a quebrar y dejas esquirlas y fragmentos cortantes.

Luz solar

Como se sabe la luz solar esta compuesta, en parte, de dañinos rayos ultravioleta que causan el cáncer cutáneo. Estos rayos afectan a los polímeros con los que se fabrican los sedales, haciédolos quebradizos al causar una especie de cristalización de las moléculas que forman el material. Como es inevitable durante la pesca dejar de exponerse uno mismo y nuestro equipo a la luz solar, hay que tratar de minimizar la exposición innecesaria del las lóneas (y todo el equipo) evitando dejarlos expuestos cuando no se les está utilizando. De todas maneras, consideremos sustituir los sedales de monofilamento despues de tres o cuatro temporadas o incluso un poco más a menudo si fuera necesario.

Nudos accidentales

A ningún pescador, pese a que lo niegue, de vez en cuando se le hacen nudos accidentales, llamados "nudos de aire" en la pesca con mosca, y que de no ser eliminado, disminuye la resistencia del sedal, como ya se mencioó, hasta en un 50%. Lo mejor es cortar la línea debajo del nudo, a menos de que dicho nudo no se haya apretado demasiado y que podamos deshacerlo sin necesidad de agujas, dientes o uñas.

Impactos o compresión

Estos dos tipo de percances, causan debilitamiento de la línea en la zona afectada, al adelgazar o deformar el perfil y/o causar abrasiones severas. Algunos de estos daños son imperceptibles a la vista. El tacto es un auxiliar para detectar estas fallas y cortar la línea para elimimar el segmento afectado es la mejor solución.

Calor

El calor al que se exponen las líneas, deteriora lentamente la estructura del material polimérico del monofilamento. Es común que los pescadores a mosca, utilicen un artefacto llamado "" para eliminar los blucles que la memoria de sus líderes produce; cuando este artefacto tiene sus paredes de caucho, al friccionar contra el líder, se pueden alcanzar temperaturas elevadas que afectan la estructura del material, por lo que después de poco tiempo, el líder se cristaliza volviéndose quebradizo.

Agua

Como mencionamos, el monofilamento no es totalmente impermeable y con el tiempo va absorbiendo agua, con la subsecuente merma en la resistencia nominal del sedal.

Torceduras

Durante la pesca con cañas de spinning o baitcast, los señuelos mal balanceados producen severas torceduras en la línea, especialmente durante la pesca de arrastre (troling). Por otro lado, los carretes con altas relaciones de enrollamiento, por ejemplo un carrete con relación de recuperación 5:1, produce 5 torceduras por cada vuelta que se da a la manivela. Las torceduras facilitan la formación de "nidos", dificultan el lanzamiento y aumentan la fricción (léase abrasión) contra las guías.

Enrollado inadecuado

Llenar apropiadamente la bobina del carrete, permite lanzamientos más suaves y precisos, esto es que el carrete debe llenarse casi hasta la orilla de la bobina y evitar el sobrellenado: con un carrete medio lleno, el lanzamiento se ve empobrecido por la fricción excesiva de la línea con el borde del carrete y un carrete sobrellenado propiciará que la línea excedente salga en aros que seguramente terminarán en un bonito nido.

Partes gastadas o dañadas del carrete y la caña

Según algunas estadísticas, si se excluyen los daños causados a las líneas por los mismos peces y por los roces contra objetos, las averías e imperfecciones de las partes del carrete y de la caña que tienen contacto directo la línea, son las que más líneas desahucian.

Los carretes de spinning y los de bobina cubierta (o de botón) de baja calidad son los tipos de carretes que debido a su diseño causan más daños por abrasión a las líneas: las agujas recuperadorass, sobre todo aquellas que no están embaladas se desgastan paulativamente hasta formarse canales en donde la línea se atora.

Nudos defectuosos

Cuando un nudo se desata, invariablemente daña a la línea en mayor o menor medida. Volver a utilizar ese segmento, además de evidenciar tacañería, es arriesgar demasiado.

 

Buena pesca y un abrazo !

Héctor Yamasaki

Deja tu comentario de : Lineas de Pesca

Compra de línea mono filamento

Luis Armando Reyna León | 01.07.2016

Buenas noches, tendrás línea mono filamento marca ande en en 0.45mm

linea carrete

edgar | 22.09.2015

AL momento de poner la linea nueva de mono filamento de nylon que se recomienda para evitar k la linea se salga sola del carrete al lanzar y enrredarse

Problemas con la linea y el nudo

Roberto | 24.10.2014

Siempre tengo problemas con Los nudos e comprado differentes tipos de lineas pero enuchas ocaciones se rompen del nudo se va la presa

Agradecimiento ...

Hugo Pérez-Ramírez | 12.08.2013

Gracias Don Héctor Yamazaki por compartir esta información. Extrañamos sus calendarios de pesca. Saludos.

Nuevo comentario